Tomas es genial

Tomás, de 8 años, estaba cansado de su habitación infantil, pues ya no reflejaba su explosiva y sensible personalidad.

Nuestro reto, diseñar un espacio único, en el que nuestro pequeño amigo se sienta identificado, utilizando sus muebles actuales y añadiendo decoración, almacenamiento y sobretodo mucha diversión.

Para empezar alisamos y pasteamos sus paredes y realizamos nuevas conexiones eléctricas, para aumentar la iluminación del espacio y la facilidad de su manejo.

Nos inspiramos en los cómics, por lo que utilizamos una paleta contrastada, entre blanco, negro, gris y amarillo; plasmamos un mural de ciudad, añadimos una “cárcel” para almacenamiento de peluches, colocamos repisas negras y añadimos cojines con grafica acorde al concepto.

El mural de ciudad le brinda al espacio dinámica y mucha diversión.